Consejos para cambiar de maceta a una planta

 En Plantas

¿Tienes una planta en casa que rebosa sus flores fuera de su maceta? Puede que haya llegado el momento de cambiar de maceta tu planta a un sitio con más espacio. Te explicamos cuándo y cómo hay que hacerlo.

Si dejamos las flores en una maceta pequeña, terminará por dejar de crecer. Sin el espacio suficiente, no podrá nutrirse como es debido y sus vistosas flores acabarán desapareciendo.

El momento más adecuado para trasplantar plantas es la época del invierno. En los meses más fríos, las plantas con flores tienen menor actividad. Por esta razón, el cambio a mayores macetas de barro no le supondrá una modificación muy notable en su actividad. Aprovechando que hay un cese en su dinamismo, cuando pase a espacio mayor seguirá desarrollándose con un nivel bajo de energía que le permitirá ir adaptándose al nuevo sustrato.

Intenta no hacerlo en días con grandes heladas o temperaturas extremas. La exposición de las raíces con ese clima provocará después un impedimento para su adaptación y se verán demasiado dañadas.

Olvídate de hacerlo en plena primavera. Cuando llega el aumento de temperatura es el momento top de la floración y el crecimiento de las plantas. Si justo en ese periodo las cambiamos de maceta, las raíces, en plena actividad, cesarán en su tarea y se perderán en gran parte.

Trucos para el cambio de maceta

Además de la importancia en cuanto al periodo del año en el que realizar el cambio, te damos algunos consejos a tener en cuenta en el momento del trasplante a otra maceta:

A veces es complicado estimar cuando una maceta se ha quedado pequeña para una planta de flores en concreto. Un pequeño truco es mirar en los pequeños agujeros que hay bajo las macetas. Si a través de ellos ya hay raíces tratando de escapar, definitivamente esa maceta se ha quedado pequeña. En el próximo invierno tendrá que pasar a una maceta mayor.

A la hora de sacarla de su maceta original, ten paciencia. Más vale tardar más tiempo del pensado que dar tirones con excesiva fuerza. Volcando ligeramente la maceta y haciendo movimientos suaves para que las raíces se despeguen de las paredes, tu planta poco a poco se irá desprendiendo de la maceta.

Para ayudar a que las raíces se adapten a su nuevo espacio, una vez que hayas desinsertado la planta de su anterior maceta, tendrás que cuidarlas con mimo. Aunque parezca un error, no le vendrá mal retirar la tierra que hay apelmazada sobre ellas. Trata de desliarlas y de dejarlas libres de su antiguo sustrato para que estén totalmente libres en el nuevo y receptivas para adaptarse mucho mejor.

Ten en cuenta que el cambio de hábitat puede alterar ligeramente su desarrollo. No te preocupes si pasa por un periodo en el que decae su crecimiento o algunas zonas parecen marchitarse, con un poco de tiempo y cuidado, tu planta de flores seguro que se recupera y crece aún más en su nueva maceta de barro.

Recent Posts
Contactar

Déjenos sus dudas y le en breve le contactamos.

¿No se lee correctamente? Cambiar caracteres captcha txt
0
WHATSAPP 642464651
ceramicas macetas de barro